E-Newsletter

Suscribir
Atención al cliente: +56222172383



← Volver a Noticias
quiropráctica-seguridad-tratamiento

¿Que es la Quiropráctica?

¿Qué es la quiropráctica?
Es la profesión sanitaria que se ocupa de las alteraciones biomecánicas de la columna vertebral y su repercusión en el sistema nervioso y en la salud.

¿Es la quiropráctica una especialidad médica? ¿Cuál es la diferencia con la traumatología?
No. La quiropráctica es una profesión sanitaria independiente, distinta de la medicina, que se estudia en facultades universitarias de quiropráctica. El número de horas de estudio para llegar a ser doctor en Quiropráctica es semejante al de las asignaturas impartidas en las facultades de medicina. En la carrera quiropráctica no se estudia ni farmacología ni cirugía, pero se profundiza más en el estudio de la fisiología, anatomía, radiología y técnicas específicas manuales quiroprácticas. Por el contrario, la traumatología es una especialidad médica.

¿Cuál es la diferencia entre Quiropráctica y Quiropraxia?
La AEQ y las asociaciones hispanoamericanas de quiropráctica reconocen el término «Quiropráctica» y no «Quiropraxia» como traducción oficial del inglés «chiropractic», término original que se acuñó para esta profesión sanitaria en 1895 en Estados Unidos, su país de origen.

¿Cuál es la diferencia entre Quiropráctica y Osteopatía?
La titulación de doctor en Quiropráctica ofrece una formación que es totalmente homogénea en todo el mundo, gracias al control del Consejo de Educación Quiropráctica. Esa homogeneidad es única en el campo de todas las profesiones que utilizan terapias manuales de la columna vertebral. También son exclusivos tanto el ajuste manual específico que realiza el quiropráctico, como los principios en los que se fundamenta el ejercicio de la profesión, considerando al individuo en su totalidad en vez de limitarse al tratamiento sintomático.

¿Cuál es la diferencia entre Quiropráctica y Fisioterapia/Kinesiología?
El Quiropráctico está capacitado para ejercer como un facultativo de atención primaria, debido a sus siete años de estudios universitarios que le otorgan el grado de doctor en Quiropráctica. Asimismo, el Quiropráctico enfoca su trabajo en la optimización de la capacidad de auto-regeneración y curación del organismo, actuando sobre la causa y origen de los problemas, y no solamente en su sintomatología.

¿Cuál es la diferencia entre Quiropráctica y Quiromasaje?
La Quiropráctica no tiene en absoluto nada que ver con los masajes. El uso reciente de la palabra quiromasaje para referirse a los masajes se da en varios países, produciendo una lamentable confusión lingüística que a veces puede inducir al público español al error. Masajistas existen en el mundo entero pero nunca bajo la forma de una profesión organizada, como lo es la del Quiropráctico, con una calificación fruto de una formación universitaria de siete años de duración. Y por lo tanto no pueden ejercer como facultativos de atención primaria con capacidad de diagnostico.

¿Se puede estudiar la carrera Quiropráctica en Chile? ¿Dónde podemos informarnos para poder estudiar la carrera?
A día de hoy es posible estudiar la carrera de Quiropráctica en la Universidad Central – UCEN (CHILE) desde el 2010. Hasta la fecha existen 4 generaciones de Quiroprácticos formados. Esta carrera es reconocida por la FLAQ (Federación Latino Americana de Quiropráctica), WHO (World Health Organization) y WFC (World Federation of Chiropractic). No existe otra entidad en Chile autorizada, por lo tanto, siempre pregunte y exija el título universitario de su Quiropráctico.

¿Está el Quiropráctico capacitado para diagnosticar un problema?
Por supuesto. La formación que recibe durante siete años de carrera universitaria le capacitan para interpretar radiografías y diagnosticar patologías, manifestaciones de posibles subluxaciones vertebrales, y para, posteriormente, corregir el complejo de subluxación vertebral. Por lo tanto se trata de un profesional sanitario de atención primaria capacitado para determinar su propia actuación terapéutica y, cuando sea necesario, derivar al paciente hacia otros profesionales sanitarios.

¿Cómo es posible que algunos supuestos Quiroprácticos que han realizado cursillos en Argentina o Chile puedan ofrecer el mismo tratamiento que los Quiroprácticos titulados?
No es posible. Los cursillos que se ofrecen en algunos países tienen una duración de fines de semana repartidos durante varios meses o un par de años, mientras que los Quiroprácticos formados en la UCEN o en otras universidades extranjeras han concluido una formación universitaria superior de siete años académicos o en formato de Prosecución de estudios solo para Kinesiólogos, con una duración de 3 a 4 años. Durante este tiempo, han aprendido principios científicos para establecer un correcto diagnóstico y técnicas de ajuste de gran complejidad, imposibles de aprender en unas cuantas semanas o meses.

¿En qué consiste el tratamiento quiropráctico? ¿Son masajes?
No, rotundamente no. El quiropráctico realiza ajustes manuales específicos de las vértebras con el fin de que estas normalicen su funcionamiento y no produzcan interferencias en la función del sistema nervioso. Los ajustes son aplicaciones manuales muy breves y de gran efectividad, que exigen una gran habilidad que solamente se puede conseguir a lo largo de varios años de aprendizaje en ámbito universitario. Esto nada tiene que ver con los movimientos manuales realizados sobre la piel o músculos conocidos como masaje.

¿Cuánto dura una sesión?
Depende. La primera visita, con la entrevista al paciente y el reconocimiento Quiropráctico, suele ser más larga y durar de quince minutos a una hora. Más adelante, la duración de cada visita al Quiropráctico depende del tipo de ajuste utilizado por el profesional, así como del caso del paciente.

¿Tiene el tratamiento quiropráctico efectos secundarios?
No. El cuidado Quiropráctico no es una terapia agresiva hacia el individuo, puesto que, al contrario de los fármacos, no invade el organismo con ningún agente químico o biológico foráneo. Actúa sobre el sistema nervioso con el fin de permitir que la capacidad de auto-mantenimiento y auto-recuperación del mismo cuerpo del paciente funcione normalmente. Durante este proceso de vuelta a la normalidad, los cambios fisiológicos que experimenta el cuerpo pueden verse acompañados en ocasiones, y de forma pasajera, por una variación de la sintomatología del paciente o cierta sensación de cansancio. En otros casos, el paciente puede apreciar una sensación inmediata de alivio sin pasar por esa fase intermedia. Y es que el mejor aliado del trabajo del Quiropráctico es el propio organismo del paciente.

¿Es preciso tener dolor para acudir a un Quiropráctico?
No. El Quiropráctico está educado para la prevención, detección y corrección del complejo subluxación vertebral, por lo tanto lo ideal sería detectar los problemas antes de que se produzcan síntomas y realizar una prevención general. Lo real es que la inmensa mayoría de los pacientes vienen con problemas crónicos y de antigua instauración, o con dolores u otros síntomas.

¿Puede ayudar la Quiropráctica en patologías concretas como hernias discales, migrañas, dolores de cuellos, túnel carpiano, ciática, lumbalgia, mareos, etc.?
Estas patologías son las sintomatologías que presentan con mayor frecuencia los pacientes, y que recurren a la Quiropráctica después de años de sufrirlas y después de haber recurrido, sin resultados positivos, a diversos profesionales sanitarios, para finalmente encontrar en la Quiropráctica la solución a sus problemas. Para el Quiropráctico, sólo el cuerpo puede curarse a sí mismo. La salud no se puede conseguir por intervención externa sino fomentando la capacidad de auto-curación del propio cuerpo. Y es lo que el Quiropráctico hace con los pacientes que acuden a su consulta tanto con estas patologías concretas como con otras muchas.

Si un problema no tiene solución con tratamiento Quiropráctico, ¿qué hacen?
Por la formación universitaria que ha recibido, el Quiropráctico está capacitado para ejercer como facultativo de atención primaria, y como tal, tiene el criterio profesional suficiente como para decidir si el paciente debe seguir cuidados Quiroprácticos regulares y, si no, referir al paciente hacia el profesional sanitario que precise.

¿Pueden los mayores/ los niños/ las embarazadas recibir ajustes Quiroprácticos?
No sólo pueden, sino, además, deberían. Las necesidades particulares de esos colectivos y la importancia de que gocen de óptima salud hace del cuidado Quiropráctico una opción especialmente recomendable para ancianos, niños y mujeres embarazadas.

Si comienzo con la Quiropráctica, ¿puedo compaginar los ajustes con los medicamentos o tendré que dejarlos?
La Quiropráctica no tiene ninguna incompatibilidad con otras terapias. Solamente debes informar a tu Quiropráctico de otros tratamientos que estés siguiendo


Ingreso a clientes


Video empresa


Galería


Ver más galerías →